Comunicación no verbal

La otra forma de comunicar

La comunicación no verbal (o kinésica) es la capacidad que se desarrolla para comunicarse a través de movimientos del cuerpo, gestos que han sido aprendidos y que se basan en los sentidos: miradas, sonidos, tacto estableciendo una relación directa con el mensaje lingüístico o verbal. Algunos gestos como levantar el pulgar para indicar la aprobación de una acción, levantar los dos dedos en símbolo de victoria, dar la mano al recibir a alguien, guiñar un ojo para mostrar complicidad, llorar de alegría o pena, girar la cabeza cuando se habla con alguien o levantar las cejas para mostrar asombro podrían ser ejemplos de este tipo de comunicación. 

En el siguiente corto de animación no se emplean palabras, pero ¿eres capaz de obtener toda la información que en él se suscita? ¿Cuántos mensajes eres capaz de descifrar?

La combinación del lenguaje verbal y el no verbal en la vida cotidiana está más presente de lo que pensamos. No hay nada más que ver la siguiente parodia humorística. Recomendamos el Monólogo de Eva Hache

Pero qué ocurre cuando cometemos errores en la comunicación verbal. ¿Puede contradecir nuestro mensaje oral? La respuesta es sí. Si no prestamos atención a cómo interactuamos con nuestro cuerpo, podemos echar a perder todo el trabajo previo en la elaboración de un guion adecuado. En los siguientes  dos vídeos verás cómo se analizan los componentes kinésicos y cómo pueden afectar al discurso hablado: ¿serías capaz de los fallos

En este primer vídeo se puede ver un pequeño análisis de cuatro oradores durante el primer debate "cara a cara" entre los principales candidatos a presidir el gobierno.  En el lado opuesto, Barack Obama muestra cómo un medido estudio y práctica del lenguaje no verbal es la clave del éxito comunicativo:

En este vídeo se analizan los perfiles de incorrección en distintos casos de la comunicación no verbal. A partir del minuto 12:40 se diseccionan los distintos errores que se cometen cuando no se controla el lenguaje no verbal y se arruina el oral.